Otras perspectivas

Posted: 6 April, 2011 in Suociedad

¡Bismillah! ¡Una actualización!

Pues así es. Quienquiera que sea mi lector con algo de antigüedad, sabe que me encanta discutir temas de sexo. En realidad, me fascina, somos una especie que ha hecho de eso algo mucho más que el método que necesitamos para propagar la especie (que en mi opinión ya la hemos propagado de más), pero al ser una sensación placentera -bien hecha- o dolorosa -mal hecha, ya sea a propósito o sin querer-, la hemos convertido en demasiadas cosas.

Ha sido una herramienta de opresión en las guerras, una justificación con máscara de buenas intenciones para cometer actos atroces (como las “violaciones correctivas” en África), un método de unión de personas, ritos de fecundidad (ejemplos abundan en culturas antiguas) y hasta crecimiento espiritual como en el sexo tántrico.

Siendo algo tan diverso, no es de sorprender quienes lo glorifiquen, quienes lo marquen como tabú y quienes usen su posición de autoridad para ser unos reverendos pendejos ante el sexo.

Y es por eso que aprecié saber más acerca de la opinión de mi (muy extendida y numerosa) familia. Esto se desató en el funeral de mi abuelo. 93 años casi. Muchos creerían que al hablar sólo con familiares, sería una opinión muy sesgada, pero… Si mi abuelo tuvo 14 hijos que llegaron a la edad adulta, mas otros cuantos ilegítimos… y a eso sumamos que los hay católicos, cristianos, ateos, liberales y conservadores; hay quienes viven en estados unidos en ciudades cosmopolitas y hablan poco español, otros que nunca han salido de los pueblos de Nayarit… supuse que habría una rica variedad de opiniones en cuanto a la vida que él llevó. Y opiniones en cuanto a lo que hoy vivimos como mexicanos.

Me sorprendió gratamente que unos de mis primos que se podrían considerar rústicos provincianos estaban tranquilos con el hecho de que su esposa podría no haber sido virgen al llegar al matrimonio. Como esperaba, eran una minoría. Varios tuvieron hijos antes de casarse en “accidentes” y no se responsabilizan por ello. Se justifican diciendo que así eran cuando eran más jóvenes y ahora que están casados, harán lo posible por tener bien a sus hijos (los que tienen con su esposa, eso es). No comparto su opinión. Me parece retrógrada a más no poder que esperen que, mientras ellos fueron un pobre ejemplo de la virtud, esperan que su esposa sea lo contrario, como si fuera lo más natural. Lo que sí me sorprendió es que algunas de las esposas estaban de acuerdo con ello y hasta se sentían orgullosas de tener un esposo así. Yo lo vi como un “qué fue primero, ¿el huevo o la gallina?” al ver esas actitudes. No los juzgo, es su contexto y nuestra historia como país ha hecho fuertes esas opiniones (no puedo terminar de recomendarles el leer un libro llamado Historia de la Sexualidad en México).

Aunque me sorprendí que tanto hombres como mujeres defendieran ese punto de vista, asumí que era porque ninguno de ellos había sido un hijo no reconocido o tal vez ninguna de ellas había tenido hijos de un “accidente”. Pero luego habló C.A., este mis primo no está casado, fue un hijo ilegítimo y sigue esparciendo sus genes por Nayarit. Yo hubiera pensado que él habría preferido que su historia no se repitiera… y no pude hablar con él bien, así que no sé si me pueda dar una razón convincente por la cual él hace esto.

Opiniones distintas, pero nada que no hubiera escuchado antes o que no hubiera podido deducir por lógica, hasta ese momento.

Pero la opinión y perspectiva que más me afectó en estas pláticas, fue de mi primo J.J. Él está en la universidad y su familia está en un punto intermedio entre liberal y conservador. Católicos de palabra más que de acciones, pero con fé, mi primo es un típico joven que tiene relaciones amorosas por, a lo sumo, 4 meses. Usualmente la relación termina cuando él ha tenido sexo con ella varias veces. Mi opinión de él no era muy alta hasta que hablé con él y me hizo ver una parte de este tema que no hubiera sospechado.

Cuando dijo “Es que no he encontrado a la adecuada”, por el contexto de los últimos 15 minutos, yo asumía que no había encontrado a una mujer virgen con suficiente fuerza de voluntad para tenerlo a raya y que él considerara encontrar a la puritana con la que quería pasar su vida una vez que él ya se acostó con medio Jalisco / Nayarit. Pero no estaba de más preguntar y lo hice.

“¿Por qué no? ¿Porque sí te aflojan todas?”
“Eso no tiene nada que ver. Claro que si me dan eso, pues no duele ni poquito (rió). Pero no he encontrado a una que me deje pensando en ella.”
Mi tono cambió a escéptico. “¿No te has/han enamorado y por eso no son las adecuadas? ¿Entonces por qué tienes una relación de noviazgo y luego las cortas justo después de haberlo hecho con ellas?”
“Pues… porque es todo lo que me pueden ofrecer.”

Me quedé helado. No había contado con eso… Pensé que había de dos; o mi primo era un reverendo imbécil que tenía en muy, MUY baja estima a las mujeres, o tal vez… siguió hablando.

“Tenemos conversaciones chistosas y luego, eventualmente tenemos sexo. Normalmente es bueno. Me hacen prometerles que no le diré a nadie y que soy el ‘segundo’ o ‘tercero’. No les creo. Pero lo hacemos. Y después de que tengo sexo con ellas… me doy cuenta de que no me pueden dar nada más. Intento hablar de política, y nada. De historia. Nada. De películas buenas. Nada. Están…vacías. Y no he sido muy selectivo últimamente, he buscado una mujer que me pueda dejar cautivado cuando hablo, no sólo cuando me la estoy echando. ¡Y nada!”

Creo que vio mi cara de ‘wow, realmente eres tú?’ y que él había dado en el clavo, la otra posibilidad que no había sospechado que existía, que al crecer ellas así, no había muchas opciones y… siguió relatando.

“Te envidio porque, si has durado 7 años con alguien es porque pueden hablar. Pueden discutir algo sin hacerte sentir al final como que hablaste con una Barbie de Toy Story. Es decepcionante sentir que, una vez que te han dado su cuerpo, eso es todo lo que pueden ofrecer porque no hay nada en su mente mas que ‘matrimonio y mostrarle al mundo que cumplo como mujer porque estoy casada felizmente y tengo hijos’.”

En ese momento comenzaron a rezar una oración de lo más tétrica, horripilante y simplemente aterradora (les paso unas de las líneas que memoricé de la impresión: algo así como ‘si la rezas todos los viernes del año, sacarás almas en pena y la tuya de pecado, quien beba de esta sangre será limpio y perdonado, quien sepa esta oración y no la rece, quien la escuche y no la aprenda, el día del juicio final sabrá lo que esta oración contiene…‘ o algo así. A chingar a su madre, qué cosa tan perturbadora si realmente creen eso).

Como nos pusieron a rezar el rosario y yo no soy católico, salí de ese lugar y la conversación quedó trunca, no la pudimos terminar, pero sacudió mi paradigma.

¿Es eso lo que estamos haciendo como sociedad? Los hombres y mujeres que tienen hijas y las guían con la máxima aspiración de ser esposas y buenas madres, ¿sospecharán que tal vez las estén condenando a casarse con personas que las harán felices sólo superficialmente? Que al final, lo más grande que pueden entregar es su cuerpo y ese se va marchitando, a diferencia de una inteligencia activa; que una vez entregado el cuerpo, ya no hay más que ver o experimentar con ellas y puede que sean reemplazadas por otras más jóvenes con la misma mentalidad y que su cuerpo es … ¿Les pasará siquiera por la mente esa noción?

Yo pensé que esto de tener una relación pasajera y terminar después de el sexo era culpa mayoritariamente (si no es que exclusivamente) del hombre, pero después de esto… Como sociedad seguimos teniendo la culpa al intentar seguir un modelo medieval no sustentable.

Así que, si tienen hijas, sean justas con ellas y háganles el favor de que su aportación más grande en una relación sentimental no sea sólo su cuerpo. Gracias.

Comments
  1. Yuelio says:

    Una pareja siempre será cosa de dos no es así? El problema social no sólo radica en el hombre machista o en el hombre que pone el cuerno, sino en la mujer que cree que eso esta correcto o es normal. Que se convierte en un objeto para que su único propósito sea traer niños al mundo.
    Ciertamente es un detalle que admiro y con todas las broncas a mi me hubiese gustado embarazarme. Pero vivir sólo para eso? =_= eso es no tener aspiraciones en la vida y esa persona sólo esta desperdiciando el aire que respira.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s