Porque no alcanzas a entenderlo. Punto.

Posted: 9 August, 2010 in Crítica
Ok, esta vez tengo un post con referencias a música clásica. Les recomiendo escucharlas ya sea mientras leen, o después de hacerlo, para que ubiquen a qué me refiero.
Varias veces en esta vida nos erncontramos con personas intentando hacer una tarea que parece imposible. Cuando vemos youtube nos topamos con videos realmente sorprendentes de las habilidades humanas y que no puedes evitar sentirte torpe, lento, bruto o ligeramente estúpido. Pero por otra parte, son mucho, mucho más comunes los videos de personas fallando terrible y vergonzosamente al intentar hacer algo. Y te sube un poco el autoestima.

Pero cuando me pregunté por qué, caí con un artículo en internet en el que habla de la música. La gente normalmente no soporta la música clásica porque no la alcanza a comprender como música; no puede asociar la cantidad de patrones existentes en un solo ensamble (compuesto por varias partes siendo un todo a la vez, pues), sólo escuchan un desmadre o el cuarteto de violines llevando la melodía y el fondo nada más siendo ruido. El cerebro usualmente trabaja con predicciones (no sólo en la música) y cuando no puede sacar un hilo conductor de inmediato, se tiende a frustrar y dejar de servir para predecir.

Pachelbel – Canon

Y aún cuando hay música clásica verdaderamente sencilla de comprender (como Aire de Bach, o Canon de Pachelbel) y sólo es estar en el “mood” de escuchar música clásica, hay veces en que las composiciones son más complejas que eso.

Así pasa también con otros aspectos de la vida. Los cerebros de las personas no trabajan a la misma velocidad ni tienen la capacidad de abstraer la misma cantidad de mensajes complejos como otros. O bien será que otros no han tenido la práctica y el trasfondo como para poder lograrlo. Pero en pocas palabras, no pueden.

Y es así como encontramos a señoras que están en las cajas registradoras de algunos establecimientos y te dicen “son $160”; pagas on un billete de 200 y te preguntan “no traerás una moneda de $10?”. Uno asume que es porque te dará un billete de 50 así que sacas tal moneda de $10 y… te da, como cambio, dos billetes de $20… y una moneda de $10.

Saint Saenz – Danse Macabre (con una interpretación estilo Horowitz)

Es entonces cuando piensas “hrm. Esta persona tiene como pocas velocidades en el cerebro, más vale no revolucionarlo demasiado”. Porque aún cuando es una tarea sencilla y es algo fácil de entender tal vez, si lo hiciera lento, el hecho de que está cobrando y está intentando atender tantos clientes como se puedan en el menor tiempo posible, es como escuchar una pieza que es un tanto rápida e intensa (como Danse Macabre, que tiene ciertos puntos en los que está retacado de notas). Por lo que eso se vuelve más difícil de digerir. O simplemente está pendeja. Quién sabe.
Pero también hay personas que les pasa lo mismo cuando intentan trabajar. A mí me sucede que me bloqueo cuando trato de hacer algo y si las primeras dos o tres veces no me sale, me frustro y me encarrilo en un patrón del cual no puedo salir a menos de que descanse mental y físicamente haciendo algo totalmente distinto (por lo que yo no podría ser astronauta… si es que quisiera, para empezar). Básicamente empiezo despacio, pero una vez que me desespero mi cerebro está dándole demasiadas vueltas a lo mismo, de arriba a abajo sin llegar a un punto que quiero encontrar, por lo que empieza a trabajar cada vez más rápido y rápido sin salir de ahí. Algo estilo…
Eso ya es complejo para muchas personas y dirían “no hay música ahí”. Y es cuando recuerdo una explicación de mi padre. Que muchas personas tenían trabajos sencillos y mal pagados porque la vida era muy injusta. Pero muchos otros, porque no pueden hacer más aunque quieran. Y es así como encontramos a políticos que están en su puesto porque son amigos de no sé quién, en vez de por que sean buenos para hacer el puesto que se SUPONE que deberían de desempeñar.
Aunque mi cerebro normalmente salta de un lugar a otro sin que haya una línea conectora obvia, como música semi-átona o de plano átona. Si no estás en mi cabeza, no entiendes cómo pienso. No soy un genio, pero definitvamente no tengo estructuras cognitivas lineales o procesos mentales predecibles. Es por eso que puedo abstraer cosas medio extrañas o que me encante música como el Visual Kei retacado de acordes, arpegios e inclusiones de instrumentos musicales que sólo hacen un cameo. No es increíblemente rápido, la ventaja es que salta de un punto a otro sin necesidad de ir por todos los conectores entre ambas ideas. Muy al estilo de Anton Weber.
Es así como nos encontramos con personas que sólo ponen cara de “Ah, claro. Qué excelente… composición, sí”. Todos los que nada más hacen como que entienden y te dan el avión. Típica persona que te habla para asistencia técnica de internet, le empiezas explicando por lo del modem y ya que vas en las configuraciones avanzadas dentro del protocolo TCP IP porque a todo te está diciendo “sí, aha… sí…” de pronto te pregunta. “Eh… cuál es el módem, entonces?” y los quieres asesinar.
Si yo no tengo pedos para decirle a alguien “Hey, sabes qué? No tengo la menor idea de lo que estás hablando”. Me pasa tremendamente seguido en cuestiones de estilismo. Cuando me dijeron por primera vez que waffleara un cabello para poderlo cardar y sostenerlo usando “horquillas, no pasadores”, sí le tuve que decir “eh… no sé qué acabas de decir D:” Y qué hizo? Me explicó y entendí. En vez de andarme haciendo pendejo hasta el inevitable último momento en el que se notaría mi falta de conocimiento Y mi estupidez mezclada con orgullo infundado. Cosa que no es rara, lamentablemente (y afortunadamente me enseñaron a evitar ese tipo de vergüenzas).
Porque, oh cómo me caga que la gente te vea con cara de “sí entiendo” y ves que su cerebro está a todo lo que da para intentar comprender qué estás diciendo porque no entienden ni madres. Pero si les ofreces ayuda, hasta se ofenden. Como las personas del Hotel Coral. “Oiga, cobra por hora o por noche?” y se ofendió la mujer, diciendo “Por noche, claro está”, dando a entender con su tono “qué tipo de hotel crees que es este?”… para llegar al cuarto y ver que el primer canal era Porno mal hecho y había un condón de cortesía. Digo. Quién sabe, eh.
Pero hay gente para las cuales todo el mundo gira demasiado rápido y no tiene ni puta madre de sentido.
Música átona y aparte, medio retacada. Un gusto adquirido, o tal vez un reto personal para entender cómo funcionan las estructuras de composiciones de este estilo. Gente como la señora de la panadería que nos entregó sendos productos (panes, pues) a Perze y a mí. Y ya le iba a pagar yo cuando dijo “se paga en caja”. Dió un paso en diagonal, y yo comencé a buscar la caja para poder pagar.
Dí un giro completo, escaneé visualmente 360º comenzando a la derecha de donde estaba la señora… para ver que se había metido (a medio paso de distancia!) en una vitrina que decía “Caja”.
No mames.
Pensé que era una broma, seguramente.

Pero ahí estaba ella, con una sonrisa idiota y viéndonos, esperando a que diéramos medio paso en diagonal para poder pagarle. Aparentemente, la vitrina le daba el poder -otorgado por la panadería- de recibir el dinero, cosa imposible anteriormente a sólo medio paso de distancia.
Qué pendejada.
Y es así como yo supongo que ven la vida, como si estuvieran escuchando sólo música estilo Schönberg, que sólo sienten que les caen notas musicales a lo idiota sin saber por dónde va, hacia dónde va y de dónde viene.
Así que la vida es como la música clásica. Hay cosas que todos podremos hacer, hay gente que no sabrá disfrutarla a pesar de entenderla, gente que la disfrutará sin saber comprenderla, y gente que sólo quiere un descanso mental porque no puede hacer ni una ni otra y todo va demasiado rápido. Cuál es la manera correcta? La verdad, no tengo ni idea. Lamentablemente, así como cae Bach, cae Schönberg sin avisar. El problema es la gente que es muy macha y dice poder hacer todo… no sé, como señoras en camionetas Expedition que con trabajos y podrían manejar a 20 kmh pero van a 80 y aparte maquillándose.
Y entonces sé que es por el dinero que poseen (y el estúpido sentido torcido de discresión y decencia que tenemos los mexicanos en el que no le decimos lo que necesitan saber a las personas, sólo lo que quieren escuchar).
Yo sí soy de los que le dicen a las mamás de los niños gritones “Controle a su hijo” o “Vine a comer, no a que me gritaran” si me molestan lo suficiente. Afortunadamente hace rato que no sucede, pero creo que falta que nos quitemos la pena y le digamos a las personas, ya sea directamente o con eufemismos e indirectas,  “Hey, sabes por qué no puedes / debes? Porque no alcanzas a entenderlo. Punto”.
Comments
  1. Yuelio says:

    -.o estoy tan dormido que juro que leí “put&” (censurado por si a alguien le molesta jejeje) y creeme, que la panadera, sólo es culpable si esa es su panadería. A veces como empleado haces cada pendejada porque es el prótocolo a seguir.
    “No señor… no es que esté estúpido, es que tengo que abrir folios, pasar los consumos que me dice, y asegurarme de que no se vaya sin pagar lo que queda en el otro folio, entiendo que me quiera pagar 5 noches con esa tarjeta, pero o me explica o me dice cómo pagará la sexta. No señor… a menos que pida check out express usted me tiene que pagar aqui no puede nomás irse…. Si pidió el check out express no le puedo dar su voucher por más que quiera…. con eso cobro lo que usted gastó. No señor no puedo cambiar las facturas… yo no puedo puedo cambiar “Lobby Bar” a “Alimentos”

  2. kiioro says:

    Veeeergas. Bueno, ahí el pendejo es el que hizo el sistema de tal forma que simplemente tengas que seguir órdenes idiotas. Pero de que hay gente pendeja en este mundo porque su cerebro no da para más, existe, o no?

  3. S6C says:

    Tengo un par de teorias sobre la señora de la panaderia:
    1) Si habia caja en esa vitrina seguro lo hizo porque pensó “Si me paga aqui y necesita cambio oh por dios tendre que caminar un paso en diagonal” o era cleptomana y si no cobraba en la Caja se lo guardaba en el bolsillo y luego la corren oh no! no podemos permitir eso!
    2 ) Normalmente hay dos empleados, ella que da el pan y el que cobra en la caja y la vitrina es su lugar fijo y pues la señora estaba haciendo ambos empleos y sentía que solo cubria al otro empleado si estaba en la vitrina.

    QUOTE: que sólo sienten que les caen notas musicales a lo idiota sin saber por dónde va, hacia dónde va y de dónde viene.
    Así que la vida es como la música clásica. Hay cosas que todos podremos hacer, hay gente que no sabrá disfrutarla a pesar de entenderla, gente que la disfrutará sin saber comprenderla, y gente que sólo quiere un descanso mental porque no puede hacer ni una ni otra y todo va demasiado rápido

    Me agrada esa analogía. Mucho. Tal vez la cite en el futuro. Espero que no te moleste.

    • kiioro says:

      Escuchando la versión acústica de Poker Face. Pensé que Lady Gaga no era una artista hasta que la escuché cantando en vivo.
      Desvarío.
      Puedes usar la analogía, claro.
      Yo también creí que tendría que ver con algo más como la administración, pero la sonrisa idiota sí me confundió.
      Y por cierto, la revista… la uso para la única rutina que vale la pena. Si ya la compré, voy a desquitar mi dinero.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s