Madurez Infantil

Posted: 7 May, 2009 in Suociedad

La manera de tratar a los niños siempre ha sido de lo más extraña. En la Francia renacentista, si no mal recuerdo, eran tomados como adultos legalmente (podían ser ejecutados por crímenes como robo). En otras culturas, como los pueblos Romani (gitanos), los Kalderash casan a sus hijos a los 13 años, en promedio; en la cultura más actual, la infancia es un período de lo más borroso. No voy a hablar de madurez sexual a profundidad, ese de por sí es un tema entero. Pero lo que es la madurez de un niño, creo que pocas cosas lo reflejan tanto como el entretenimiento y el trato adulto / niño.

Un punto que la sociedad no entiende es que los niños se pueden enamorar. Claro, el amor de un niño seguramente no tendrá en mente las implicaciones económicas de lo que podría significar vivir en pareja, lo que es la intimidad, pero… el sentimiento y el deseo de pasar el tiempo con alguien porque hace que te sientas mejor, existe. Y quien diga que no, evidentemente no tuvo la oportunidad, o, peor aún, es una persona que menosprecia la inteligencia infantil.

Si había algo que me ponía tan enojado que llegaba casi a lo violento, cuando chamaco, era que me dijeran “campeón”. En serio, prefería mentadas de madre a que me dijeran “¡Vamos, campeón, tú puedes!” con voz falsamente animosa. Sobre todo porque hay gente mala para fingir y es notorio el sentimiento de “ándale, mocoso, apúrate”; lo peor es que creen que uno no se da cuenta.

¿Acaso los adultos olvidan cómo eran cuando niños? Yo no soy un gran hombre maduro, pero recuerdo con bastante claridad no haber sido un imbécil, mis errores más graves se remontan a la época en la que no sabía leer: comí veneno para roedores pensando que era leche en polvo y no sabía dónde se guardaba la leche. Pero el creer que no te das cuenta que una persona te mira con cara de “ah, este no se enterará, al cabo es un niño y los niños son tontos” es algo que me encabrona de sobremanera.

No lo preguntaré esta vez: definitivamente creo que hay un punto en el que mágicamente la gente olvida que alguna vez fueron niños porque, carajo, cualquier persona nacida en los ochentas o principios de los noventas recordará horrores como Cepillín. Todavía Cri Cri hacía su mejor voz de abuelo estilo “te voy a contar un cuento”, al igual que el Tío Gamboín, pero Cepillín… No me chinguen. Era una patada en los genitales. No se diga Gaby, Tatiana, Xuxa (muy buena ella, pero su música, programa y productos…) y demás.

En serio, ¿Tatiana creía que alguien se tragaba su cara de felicidad idiótica mientras decía “¡Polvos mágicos!” y le soplaba a brillantina en su mano? ¿En serio? ¿Agitando “varitas mágicas”? Digo, aún cuando Cositas estuviera vestida como mujer menonita daltónica, al menos te ponía a hacer cosas con tu tiempo libre.

Los niños de ahora la tienen mejor y peor a la vez. Aún cuando jamás me escucharán teniendo a los Jonas Brothers o Hannah Montana (¿lo escribí bien?) en mi colección de música, al menos suena como música de verdad, a diferencia de las canciones del Club de Gaby. Si alguien escucha un pedazo de una canción de ellos, no es como escuchar un fragmento de La feria de Cepillín, simplemente se nota el tono de “aaah, al cabo los niños son pendejos” en el material noventero. Y si hay algo que me pone iracundo desde la infancia es que me consideren bruto.

A la vez, cuando para mí era de lo más violento un programa como Pirates of Dark Water (antes de que llegara a mi vida el anime como Saint Seiya “Caballeros del Zodíaco”), aparentemente un niño está retacado de sexo y violencia y a la vez está protegido de todo. No pueden salir a la calle porque el mundo es muy peligroso pero se pueden quedar dentro de casa, engordando sentados frente a un televisor. Me doy cuenta que las pobres víctimas inocentes en realidad son los padres pazguatos que creen que sus hijos son imbéciles, ¿qué niño no sabe ya manejar el internet mejor que el adulto promedio? Por más que bloqueen la televisión y algo del internet, hay formas de saltárselo todo eso. No hay peor error que creer que tu hijo es una víctima del mundo si ya tienen uso de razón.

¿Qué será de los niños? Los quieren premiar por todo, darles trofeos si se saben hacerle nudo a los zapatos pero no pueden salir al río más cercano porque el mundo está lleno de depravados, los quieren en una burbuja de “el mundo es feliz e inocente” y a la vez les erigen rejas a su alrededor porque dicen “allá fuera todo está de la chingada”. Los dejan ser groseros y violentos, pero exigen que se retire la violencia de los medios que ven, quieren quitar todo el contenido sexual de cualquier cosa que se acerque a un niño cuando ellos ya saben qué es un orgasmo…

Evidentemente, la burbuja en realidad rodea a los padres. Qué bueno que fui niño antes, carajo.

====
¿Qué tanta autoridad tengo en el tema? Todo este contenido es evidentemente científico, tomado de los textos encontrados en el apartado de psicología de la Universidad Miskatonic. En otras palabras… es un blog, gente.

Comments
  1. Esnorlacks says:

    La infancia, wow tema fuerte, digo cada quien platica de la feria según le haya ido en la misma, eso que ni que ciertamente, algunos padres que tienen hijos cree que intentan proteger a sus hijos y que resulta… un niño caguengue que pide todo a gritos que nunca le han puesto un chingadazo y que le han levantado la voz, o que esperanzas de que un morro corra en cancinas por la casa por el simple placer de tener las nalgas al aire.

    Digo ve visto como las nuevas generaciones de padres al intentar no cometer los errores de sus padre terminan cometiendo otros, un claro ejemplo son mis sobrinos que dentro del estándar, prefiero a mi trío de demonios que a cualquier pinche chamaco de ahorita.

    Si son chiquiteados y sobre protegidos como el 98% de los niños actualmente, pero dentro de la sobre protección si existen la disciplina el castigo, y hasta un chingadazo correctivo, pero he visto como se llenan de lodo de pe a pa, como correr en canicas es casi un deporte de alto rendimiento (solo en su casa y cuando no hay visitas importantes) para ellos.

    En cambio uno, digo no digo que mis padres fueron los mejores ni lo mas cercano a eso, pero mínimo fui criado como en rancho, entre animales y lodo. Creo que esa es al razón por la cual enfermarme es todo un evento extra ordinario. Algunas cosas de castigos y leivertades forjan a la persona, el exeso de libertades y las cosas que uno consume el como uno es.

    Hijo menor que crece como generación X escuchando a los rollings y depech mode. Digo que más quiero, pertenezco a dos generaciones X y Y que más quiero, la generación X buena música y buen gusto en películas además de ser más críticos y generación Y, el uso de la tecnología y los video juegos están en mi sangre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s