El encanto de tener un perro.

Posted: 19 May, 2008 in Vida

Siempre he defendido a los gatos, su manera tan “superior” de ser, porque son independientes, porque no necesitan de tí y me parecían mucho más inteligentes que los perros con su amor fiel hasta la tumba, además de que con arena, su instinto les decía dónde hacer del baño. Claro, un gato no se saca a pasear, pero eran 20 veces mejores. Además, los gatos son más baratos casi sin importar las razas a comparar.

No será de extrañar, entonces, que la noticia de que yo, amante de los gatos, haya decidido comprarse un perro, se haya esparcido más rápido que fuego en pasto seco. Cuando compré a Sune (hembra, maltés al menos por las últimas generaciones porque tiene todos los rasgos, excepto la coloración), la elegí sobre otra de su misma camada, porque la otra tenía cara de estupidez profunda. Así que quería un perro tan inteligente como un gato. Y después me convencí de que lo mejor sería un perro, no más comparaciones con los gatos, me quería dar la oportunidad de dejar de odiarlos.

Seguramente entre mis conocidos tal vez hasta hayan comenzado una quiniela, preguntándose cuánto se tardaría en acabarse la fascinación por la mascota nueva, sobre todo para una persona que detestaba al animal que adquirió. Para aquellos que se hayan inscrito en tales apuestas, lamento decepcionarlos.

El encanto del perro se acabó hoy a las 8 PM.

Sune había decidido volverse anoréxica y bulímica, ya que no había cenado, desayunado ni cenado. Y vomitó agua que había tomado. Ya había comido bien, así que no entendía por qué haría eso. Cuando escuché croquetas moviéndose al otro lado de la puerta, antes de abrirla, mi ánimo mejoró.

Me imaginaba que, después de haber comprado unos costosos (o al menos me parecieron) atrayentes y repelentes para que supiera hacer dónde debería de dejar sus residuos tóxicos, me encontraría el departamento limpio pero patas arriba, con mordidas por todos lados. Son perros a fin de cuentas.

Cuál sería mi sorpresa al encontrar no sólo el recibidor con 2 pedazos de materia sólida, si no que una inspección más detallada me hizo encontrar 4 charquitos y, mejor aún… mi sillón (sobre el que la perra no se podía subir a pesar de sus esfuerzos, según había visto y creído) tenía 2 premios encima.

Tomé a Sune, le di un zape leve mientras olía sus excreciones sobre el mueble, le dije “No.” y la puse sobre el periódico con el atrayente “Aquí.” La perra casi asintió y en ese momento hizo del baño en el periódico. La miré con aprobación y le di unas palmaditas cariñosas. Fui por detergente, cloro, líquido para limpiar pisos, cepillo y trapeador. Dejé mi departamento impecable, listo para que le hicieran una operación a corazón abierto a un recién nacido, tardarán dos o tres generaciones en que ácaros puedan sobrevivir sobre esa tapicería y el suelo. Creo que hasta quemé un poco el sillón.

Encendí incienso para alejar el olor a limpiadores / desechos caninos, pero Sune fue a lamer donde acababa de limpiar. La levanté y la dejé a un lado, evitando decirle “No”, ya que si le dices mucho una palabra, deja de entenderla (un perro al que le dicen “No” para todo, esa palabra deja de tener sentido). Respiré el olor a quirófano para un Dalai Lama bebé. Sin querer perder ánimos, saqué de mi bolsillo la pelota que le había comprado a la perra. La boté un par de veces y la lancé suavemente en su dirección.

He visto paredes con reacciones más notorias que la que Sune tuvo hacia su juguete nuevo. Fui a lavarlo, pensando que tal vez fue el olor lo que no le gustó. Cuando regresé de tallar la pelota con jabón, veo que la maldita cuadrúpeda está meándose sobre el lugar que acababa de limpiar / esterilizar. Ahora sí.

“No! Ahí no, Sune.” La llevé al periódico. “Aquí.”

Le pasé la pelota. Creo que la pelota ha de ser etérea porque ni la siguió con la mirada.

Ya bastante molesto por tanto desmadre, decidí sacar a pasearla para que yo me desestresara y ella desechara la energía extra.

¿Escribí “pasear”? Ah, disculpen. Quise decir “deslizarla”.

Usé el cable de mi difunto cargador para la computadora para amarrarlo de su collar y la bajé. En cuanto puso las cuatro patas en el suelo, las modificó a una posición firme. Di unos jaloncitos. Nada. Jalé más fuerte, y se deslizó porque no pudo contra la fuerza de un humano 12 veces más alto que ella. Me detuve.

“Ven, Sune…” Volteó hacia arriba cuando escuchó su nombre, pero no se movió. Di otro jaloncito. Después otro… Y con fuerza constante la llevé a pasear para que conociera el patio. Sin levantar una pata, asegurándose de irse deslizando cada centímetro, arrastré a Sune por todo el puto estacionamiento.

Pensé entonces, “ha de ser orgullosa como un gato…”, le quité la correa y de inmediato me siguió. La hice correr por 20 minutos y cuando ya se veía cansada, la subí (no sin antes recibir 2 comentarios de lo ‘angelical’ que era). Ahora está durmiendo.

Así que hoy empieza el ultimátum. Sí, a partir de hoy, tiene de 2 a 3 semanas para ganarme de vuelta y haré lo que esté de mi parte para verla con buenos ojos durante todo este tiempo. Está tierna la perra, pero estas madres no se las voy a soportar para siempre. Así que si dentro de 3 semanas todo falla, no sé si alguien la quisiera comprar (con todo y sus chivas: cama, atrayente, repelente, collar, 2 pelotas, jaula y comida para más de 1 mes) al precio que me cueste un gato ruso azul (con 1 caja de arena, o sea, más barato). Esperemos que no sea así, sin embargo. Eso sí, el coraje que traigo hoy, me lo voy a tener que tragar rápido porque mañana entro a trabajar a las 6.45 AM.

Comments
  1. Valerie says:

    xDDD omg, ps tnemeh, comprende q apenas es un cachorrito, aun le falta por aprender, dale tiempo y enseñale cosas y vas a ver q te va a empezar a hacer caso :3!!, además es una cosa demasiado adorable cmo para q no te la quedes >>!!!, bno, cuidate y cuida a sune! q ya la kiero ver *0*

  2. Zhe Letty says:

    Jajaja, es que te imaginé haciendo todo eso… jaja.
    Serenidad y paciencia, Solín! a los animales les lleva tiempo aprender (más q a nosotros… buehh… hay excepciones) y no creo que en 3 semanas haga todo lo que quisieramos que hiciera un perro. No te desesperes. Suerte!

  3. Xel says:

    Muchacho, usted ahora tiene un perro. 3 semanas le advierto que no seran suficientes, porque como todas las criaturas… pasan de la infancia a la adolescencia eventualmente… y la PEOR etapa de un perro es precisamente esta.

    Ironicamente es la mas divertida, donde se transfieren los sentimientos del animal hacia el amo etc.

    Una pregunta, la dejas sola todo el dia vdd? puedes evitar que se sienta terriblemente mal al punto de deprimirse y hacerse anorexica y bulimica, colocando un reloj de manesillas *sin alarma* debajo de una toalla donde pueda echarse. ese sonido aparentemente los tranquiliza

    mucha suerte con sune, los perros son geniales… demasiado chidos pero requieren tiempo. animo, que la fidelidad y carinyo que puedes ganar con esto es enorme.

    un abrazo ^^

  4. freak says:

    ¨Por eso yo solo tengo canarios y pericos y los pericos aprenden todo muy rapido

  5. Günther says:

    Lo q recuerdo de mi ultimo perro es que era sumamente chillon hahahah

    Asi q ten en consideracion q la dejas todo el dia sola =S pobre perra por eso se deprime…

    He de aceptar q esta muy tierna porque es pequeña, seguramente cuando crezca me dejara de parecer “bonita y tierna” Usted Dele Tiempo….

    lo q me sorprende es como un ser de menos de 10 cm de alto se sube a un sillon de 20 sin tener suficiente fuerza aun… O_o

  6. Elfo says:

    Ya sabes que si no la quieres puedes dármel, al fin es mi hija. Pero cuando vengas traela y te enseñare una que otra cosa acerca de los perros, recuerda que 13 años con Collete me avalan xDD

    Ánimo!! está hermosa!!

  7. Miss Tsuki says:

    Jamás he creido que seas una persona de perro… al menos quizás en algún punto de tu vida pudiste serlo, pero desde que te conozco no.
    Un perro es demasiado fiel, cariñoso y amable. Y si la dejas todo el día sola es probable que se deprima o se sienta castigada. Había leído por ahí que un perro resiente más que su amo la ignoré a que le pegue. (pero si le pegas sigue usando el periódico, el ruido les asusta más que el golpe).
    Suerte con ella.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s