Educación I

Posted: 27 March, 2008 in Crítica

Es lo que falta en este mundo.

Esta ciudad, el Distrito Federal, es el primer lugar en el que he visto a una mujer golpeada. No me refiero a que se de un golpe, si no de que vaya por la calle con la mirada baja y un morete bajo el ojo. Vale la pena rectificar un punto. No es el lugar donde he visto a una mujer golpeada. Donde vi la primera de muchas. Es increíble que esto se siga dando en el mundo, la falta de respeto y la falta de educación. No hablo sólo de la pareja que golpea, que es definitivamente inculta e irrespetuosa como bestia, me refiero también a la mujer. ¿Dónde está el respeto por uno mismo? “Pégame pero no me dejes” es una forma peculiar de ver una relación y me impacta que no sea obvio. 

Por cierto, con “peculiar” me refiero a estúpida, retrógrada, conflictiva y cavernícola.

Hay veces que hay factores (hijos) que complican una situación, pero hay límites. Hay casos de mujeres que soportan toda una vida siendo tratadas como objetos, o media vida, a partir de su matrimonio. Eso es una desfachatez tan grande que no hay palabras para terminar de describirlo. La mayoría de las vacas viven mejor que eso. Cierto, llegan al matadero, pero hasta antes de ese momento, son tratadas mejor que muchas mujeres. No sé en cuanto a ustedes, mis 2 lectores, pero yo valoro mi vida más de lo que valoro una res.

He notado que hay mucha gente que se deja maltratar continuamente. No sólo son las mujeres, también son los padres muchas veces.

Hoy, mientras comía, un niño de 7 años jugaba con su hermano mayor -10 tal vez- con muñecos en la mesa contigua. El hermano mayor tomó el juguete del pequeño y aquel pequeño goblin empezó a berrear inmediatamente, en cuanto el juguete fue separado de sus manos. 5 segundos después, lo tenía de vuelta y se calló. Se paró en la silla y comenzó a lanzar sus juguetes al suelo, bajo la mirada reprobatoria de su hermano mayor, que no decía una palabra. Su madre le dijo “No!” y el niño inició un grito agudo de desesperación. La madre bajó la cabeza y le regresó sus muñecos.

Bastante entretenido por las 4 neuronas de la madre al dejarse manipular así por su simio, no me sentía con ganas de reír (sobre todo porque es difícil comer cuando no puedes escuchar siquiera lo que piensas de tanto ruido que hace ese potencial ciudadano). El niño volteó al otro lado y noté que tenía una oreja mal desarrollada, hecha como un rollito. Ahí caí en cuenta de que el hermano mayor era bien portado y el pequeño era un animal caprichoso. Y la conclusión me dejó impresionado. ¿El bicho ese era capaz de hacer lo que quería porque tenía un defecto genético? Tener una oreja mal desarrollada o cualquier otra discapacidad no implica que tengas preferencia o que seas inválido. Tienes que esforzarte más por unas cosas y mereces un trato diferente en ciertas circunstancias, definitivamente, pero no hay que llegar al extremo de comportarse como si el mundo diera vueltas al rededor de esa persona porque no es igual.

Mis pensamientos se vieron interrumpidos porque el niño quiso ir a los juegos que había dentro de la plaza. La señora le dijo “ven para acá.” El niño la vio, la imitó con sorna y dio la media vuelta, retándola a contradecirlo. La madre se levantó detrás de aquel homúnculo, quien al ver la reacción corrió hacia su destino. La mujer corrió detrás de él, lo pescó de un brazo e inmediatamente el caprichoso esbirro empezó a gritar, patalear, golpear a la señora y hacer cualquier ruido que fuera molesto para todos. La señora no lo dejó ir, pero se fueron (él en brazos de ella aún), ella con cara de derrota, sin una sola palabra a su hijo ni castigándolo a pesar de sus golpes.

No podía creerlo. No sabía si darle un zape al niño o a la señora. Sí, yo sé que eso es violencia. Pero hay veces que las palabras tranquilizantes de nada sirven.

La próxima vez, tocaré la contraparte de este tema.

Comments
  1. o.o
    Tnemeh, creo que tienes más de dos lectores xD.
    En fin, así es la gente…tienen un afán bastante patético en creer que la gente que los agrede va a cambiar cuando no es así. Supongo que todo se deriva en un conflicto masoquista del que no quieren salir porque el futuro les es incierto, asi que buscan la manera fácil.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s