El Martillo de los Urgidos.

Posted: 1 October, 2007 in Crítica

Siempre he estado interesado en la demonología y el ocultismo; quienquiera que me conozca lo sabe. Últimamente ese interés se ha visto aumentado por la historia del descendiente de los demonios. Entonces, no evadió mi atención el hecho de que en la última caza de libros (me he dedicado a ir por rincones medio ocultos de la ciudad a librerías que venden ejemplares antiguos, de donde he conseguido un libro del final del siglo XIX y otro de inicios del siglo siguiente) ocurrieron unos hechos dignos de una película. También la edición del 2006 del Malleus Maleficarum.

La razón por la que consigo libros antiguos es que las personas tenían un enfoque -dentro de lo que la ciencia era en ese entonces- más científico que el actual. En el que los libros de ocultismo vienen para gente que no superó Charmed, Harry Potter y The Craft (Jóvenes Brujas). Con ‘prácticos’ consejos para cambiar tus ojos de color, hacer que alguien se enamore de tí y utilizar el poder mágico de las velas para hacer no sé qué pendejadas. Creo que existe la magia, pero no la supongo tan banal. Mínimo, no para invocar demonios para que te hagan pasar el examen de matemáticas. Esa, definitivamente, no es mi área de interés; yo busco un enfoque científico para saber cómo se consideran y clasifican los demonios, ángeles y otros seres considerados sobrenaturales.

Al entrar a la tienda, el sol estaba sin obstrucción alguna, pegando de lleno y dándome un dolor de cabeza, maldije por la falta de nubes en el cielo. Al pagar por el ejemplar “Después de la muerte”, vi hacia afuera, estaba nublado a más no poder. Al dar un paso en la calle, un viento huracanado comenzó a arrastrar las sombrillas de los puestos en la calle y empezó a llover, la gente empezó a huir del centro de la ciudad y me vi obligado a seguir su ejemplo, me regresé en metro como pude. Me sentí en The Ninth Gate (película en la que Johnny Depp caza libros antiguos de ocultismo, en especial uno que quiero conseguir, pero en una edición específica que supongo que me saldría demasiado cara, así que compraría una nueva). En fin. Al grano:

El Malleus Maleficarum es infame por su naturaleza, que instaba a los inquisidores a usar las peores torturas para arrancar “confesiones” de los crímenes. Esto por ser un libro alemán de esa época, en la que nadie podía ser condenado a menos de hubieran testigos del delito y, a su falta, de que el culpable confesara su crimen. No diré algo en contra de la religión católica, el libro (escrito por monjes dominicos, publicado a base de falsificación de documentos, según el prólogo) hace todo el trabajo necesario. Lo que sí me hizo levantar una ceja es que el libro es aún más misógino de lo que la época marcaba.

Heinrich Kramer usaba como frase “La hembra es más amarga que la muerte” (acuñada por un hebreo en el 200 A.C.) y él escribía:

[Las brujas] pueden inclinar la mente de los hombres hacia un amor o un odio desmesurados; (…) pueden eliminar los deseos de engendrar e incluso la potencia de copulación, provocar abortos y matar a los nonatos en el útero materno mediante un simple contacto exterior; (…) Es común a todas ellas el practicar la lujuria carnal con los demonios…

Kramer insistía en que eran brujas (la mayoría de las personas condenadas durante la inquisición fueron mujeres), porque la brujería era casi exclusiva de las mujeres.

Aunque existen muchas más brujas mujeres que brujos hombres, como ya se vio en la primera parte de esta obra, son muchos más los hombres que resultan hechizados.” En otra parte del texto: “Segundo, cuando los hombres tienen relaciones con los demonios súcubos; aún así no parece que los hombres semejantes forniquen diabólicamente, con el mismo grado pleno de culpabilidad, porque los hombres, que por naturaleza son intelectualmente más fuertes que las mujeres, son más aptos para rechazar esa práctica.

No quiero sonar como Dr. Freud Jr. pero, probablemente no seré el único que tenga la grave y fuerte impresión de que Kramer no sólo era un fracaso con las mujeres, era probablemente impotente y tenía un odio desmedido por aquello que anhelaba y no podía obtener. No me parece curioso que crea a los hombres superiores que las mujeres, eso era “sabido” en esa época, pero la saña es un tanto acusadora.

Aunque contó con la colaboración de Jacobus Sprenger, Kramer escribió la mayor parte del Malleus Maleficarum, que fue llamado también “El Martillo de los Brujos” o “El Martillo de las Brujas“. Sirvió para ocultar en plena vista que los nobles y la iglesia se enriquecían de los pobres; culpaban de todo a las brujas. Reincide en cómo las mujeres tienen sexo con demonios, afectan el sexo (ya sea en potencia o necesidad) de los hombres y que ellas son capaces de las peores acciones.

En conclusión no científica: Una buena temporada con una mujer (por favor, recordemos que en esa época ya estaba instaurado el voto de celibato para los sacerdotes) con mucha paciencia o pocos prejuicios para los “chaparritos” hubiera hecho del Malleus Maleficarum algo menos peligroso, según mi estúpido punto de vista. Porque la proporción de mujeres ha de haber bajado terriblemente es esa época. Mi frustración por esa época es inefable.

(ME GUSTA LA PALABRA “INEFABLE”, LO ADMITO).
Comments
  1. elfowo says:

    Interesante
    Vaya, es un texto interesante… creo que me gustaría pedirte que cuando lo termines de leer me lo pases para darle una hojeada…
    Aunque tambièn podrìa pedirte una clase privada xDD, ya en serio, creo que explicas muy bien este tipo de cosas, y pues me gustaría aprender más.
    Concédeme el honor de ser tu alumna va??
    beshitos!!
    Tu elfito

  2. Anonymous says:

    freak
    busca el necronomicon, dicen que alli si lo puedes encontrar (no es broma)

  3. Ja.
    No! Recuerda que las mujeres siempre tenemos la culpa de todo *sarcasmo*. La verdad es que la atracción en el caso de este pobre frustrado sexual creció exponencialmente para parecer influencia demoniaca xD Espero nunca llegar a esa situación.
    Y el necronomicon lo venden hasta en gonvill (respecto a lo que freak comenta).
    PD: mala onda por no contestar ¬¬

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s