Un-fucking-credible

Posted: 26 September, 2007 in Crítica

Hoy creo que le reventé el busto a una señora. Pero ella se lo buscó. Ya no cabíamos en el metrobús y de todas formas se metió de a huevo. Me empezó a aplastar contra la gente y yo me puse firme. La puerta se cerró, pero como no cabíamos bien, ella terminó con toda su gelatinosa humanidad embarrándose en mi trasero, pero cuando volteé, ví para mi satisfacción que casi pone los ojos en blanco por el dolor. Pero no, ella quería meterse a pesar de no caber, eh. Hay gente que se merece eso y más.

Junto a la estación Chilpancingo -que tiene un nombre horrendo- hay unos barandales en los que si uno es delgado, cabe y te ahorras varios segundos de caminada. Lo más divertido es que las personas más gordas son las que están medio minuto tratando de deslizar su volumétrica masa con tal de no caminar 20 metros (y darse la estúpida impresión de que son delgados, supongo).

Yo sé que soy un palillo, y es fácil para mí decirlo, pero hay que hacer algo, yo seguiré haciendo ejercicio e impulsaré a los demás que lo hagan y bajar los porcentajes. Nunca falta la señora a la que, por ancha, no puedes evitar tocar cuando vas en el tren y mira a uno con cara de “Ah, qué pervertido”. Y ya me ha tocado responder “señora, no se halague”, cuando vengo más de malas.

Lo que no entiendo es por qué ser cruel con los demás es tan satisfactorio como hacer actos de bondad. Ver que los cachetes se abulten en una expresión de “cómo te atreves a insinuar que estoy gorda, maldito extraño” mientras que gira con dificultad y se va contoneando (por su peso) lejos de mí me hace sentir bien.

Si en México estamos en segundo lugar en gordura, tenemos que empezar por admitirlo. Cuando una gran parte de los niños parecen Baby Bowser por redondos y faltos de cuello, debería ser obvio que hay algo. Que se burlen del flaco y no del gordo es preocupante, porque ser delgado (sin tomar en cuenta anorexia y bulimia) no es estar enfermo. Porque vale la pena recalcar que no escribo por los que están ligeramente anchos o por los que tienen una panza que se asoma ligeramente cuando se ponen el cinturón.

Me refiero a las parejas tan obesas que se tienen que echar a rodar en harina y buscar el punto húmedo para poder reproducirse. Desagradable, pero cierto, se borran las fronteras de lo que es la anatomía. Cuando comparas la figura de Da Vinci y a una de estas piletas es difícil encontrar la similitud.

No es tan difícil, hay que cerrar la boca, comer menos y caminar más. Todos cabremos en este planeta con mayor facilidad y habrá más personas agradables a la vista.

Comments
  1. 😄 sólo diré que tienes la boca atascada de razón.
    Y creo que lo que reventó más bien fue la glándula mamaria, pero no creo que la vaya a usar seguido…

  2. elfowo says:

    Bajando el promedio!!
    Yo ya estoy trabajando para estar delgada!! WIII!!
    beshitos!!
    Tu elfo
    PD- Baby Bowser xDD LOL fue muy buena comparación xDD

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s